Calabacines rellenos de pollo y piquillos/ FOTO: Directo al Paladar

¡Calabacines rellenos de pollo y piquillos!

Los calabacines rellenos de pollo y piquillos se pueden servir calientes o tibios. Como son tan completos en ingredientes la verdad es que no necesitan más acompañamiento.


Si te gustan los vas a amar esta , además, te ayudará a aprovechas los retazos del de pechuga de , porque la carne como va cortada en trozos pequeños y acompañada de los pimientos hace que rinda para hacer esta receta de calabacines rellenos de pollo y para el o la cena.

Los mejor es que intentes encontrar calabacines pequeños y redondos para que la receta quede más vistosa pero, de no encontrarlos así, no te preocupes igualmente te quedará deliciosa con los calabacines alargados. Sin embargo, deberás cortarlos longitudinalmente y no necesitarías tantas piezas de esta hortaliza.

¿Qué ingredientes necesito para preparar los calabacines rellenos de pollo y piquillos?

Esta receta está diseñada para 4 personas.

  • 4 calabacines redondos.
  • 200 g de pechuga de pollo.
  • 6 pimientos del piquillo.
  • 1 cebolla.
  • 1 diente de ajo.
  • 1 huevo.
  • 40 g de queso Parmesano.
  • Orégano seco.
  • Aceite de oliva virgen extra, 3 cucharadas.
  • Sal y pimienta al gusto.

¿Cómo hacer unos calabacines rellenos de pollo y piquillos?

¡Calabacines rellenos de pollo y piquillos!
Calabacines rellenos de pollo y piquillos/ FOTO: Directo al Paladar

Los calabacines rellenos de pollo y piquillos son una receta sumamente , tiene un tiempo total de preparación de 1 hora y 15 minutos, de elaboración de solo 20 minutos y de cocción de 5 minutos.

Lo primero que tienes que hacer es los calabacines. En un recipiente apto para microondas los vas a cocinar por seis minutos a potencia máxima. También puedes cocinarlos al vapor durante doce minutos en una olla.

Una vez pasado el tiempo, cortas la parte superior de los calabacines, y vacías con una cucharilla la carne de estos. Resérvala para un plato y coloca en una fuente de horno junto con sus tapas. Después tienes que precalentar el horno a 180 grados centígrados.

Picas la pechuga de pollo en trozos menudos y la cebolla y los piquillos en dados. En una sartén con dos cucharadas de aceite de oliva salteas tres minutos la cebolla, añades los piquillos troceados y la carne de calabacín. Dejas cocinar cinco minutos.

Retiras de la sartén y salteas el pollo, dejándolo dorarse cinco minutos más. Luego, salpimentas.

Unes todos los ingredientes y le incorporas el orégano y el huevo batido. Remueves y rellenas los calabacines. Echas un hilo del aceite de oliva por encima, espolvoreas el queso parmesano rallado y horneas durante 35 minutos.

¡Listo! ¡A comer calabacines rellenos de pollo y piquillos!

 


¡Si te gusta, no dejes de compartir con tus amigos!