Turquía está decidida a destruir el «corredor del terror» en Siria con o sin permiso de EE.UU.


ANKARA, Turquía (AP) – El presidente turco, Recep Tayyip , dijo el viernes que su país está decidido a destruir lo que llamó el «corredor del terror» en el norte de Siria, independientemente de si Turquía y los Estados Unidos alcanzan el acuerdo para establecer una «zona segura» allí.

“Terminen las negociaciones como terminen, estamos decididos a despedazar la franja de terror al este del Éufrates. Haremos lo que haga falta, no necesitamos pedir permiso a nadie”, dijo Erdogan durante un discurso en el Parlamento.

Funcionarios estadounidenses y turcos han estado manteniendo conversaciones sobre la creación de una zona segura al este del río Éufrates, para abordar las preocupaciones de seguridad de Turquía derivadas de la presencia de combatientes sirios en la región.

Turquía ve a los combatientes kurdos, que han combatido al grupo del Estado Islámico junto a las fuerzas estadounidenses, como terroristas, aliados de la insurgencia kurda en Turquía.

Ankara quiere que se desplace a los combatientes kurdos a  una zona a lo largo de la frontera con Siria y afirma que tal zona sería segura para los sirios y permitiría el regreso de algunos de los refugiados al país.

Turquía ha advertido sobre una posible nueva ofensiva en Siria si no se llega a un acuerdo sobre una zona segura, y recientemente ha estado enviando refuerzos a su área fronteriza.

Desde 2016, Turquía ha lanzado dos ofensivas transfronterizas contra ISIS y los combatientes kurdos sirios.

En un mensaje a los milicianos kurdos aliados de Estados Unidos en Siria, Erdogan dijo a los funcionarios del partido que “Los que ahora se pavonean en esas tierras, confiando en las fuerzas extranjeras, estarán mañana bajo tierra o serán miserables”.

Erdogan también criticó a Washington por “dar gratis” a las milicias kurdas “decenas de camiones llenos de armas y munición”, al tiempo que se niega a vender a Turquía los cazas F-35.

El general de marina Kenneth F. McKenzie, el jefe del Comando Central de los Estados Unidos, visitó las áreas controladas por los kurdos de Siria el lunes por primera vez desde que asumió su cargo en marzo. McKenzie se reunió con el comandante kurdo para discutir la zona segura.

Erdogan dijo que una nueva incursión turca en Siria al este del Éufrates cortaría el contacto entre los combatientes kurdos de Siria e Irak, donde Turquía ha estado llevando a cabo ataques aéreos dirigidos a supuestos escondites de rebeldes kurdos.

En Siria, el Ministerio de Relaciones Exteriores condenó lo que llamó una interferencia destructiva de Estados Unidos en el país,  a través de un comunicado.

Dijo que la participación de Estados Unidos en Siria apunta a prolongar y complicar la crisis.

‘Ese acuerdo constituye una violación flagrante de los principios del derecho internacional y la Carta de las Naciones Unidas’, señaló el comunicado sobre el acuerdo que discuten Turquía y EE.UU.

Mientras tanto, Erdogan también confirmó que Turquía había capturado o matado a todos los sospechosos detrás del asesinato de un diplomático turco la semana pasada en la región kurda semiautónoma de Irak.

Los medios turcos informaron el jueves que los militares, actuando sobre la inteligencia turca, atacaron dos vehículos que transportaban a los presuntos autores intelectuales del ataque del 17 de julio que mató al diplomático Osman Kose en un restaurante en la ciudad de Irbil.

Los informes dicen que los planificadores del ataque y sus guardaespaldas fueron asesinados el 18 de julio y el 24 de julio.

Funcionarios kurdos de Irak dijeron el fin de semana pasado que el sospechoso principal en el tiroteo fue arrestado.

Fue identificado como un joven de 27 años que proviene de la ciudad predominantemente kurda de Turquía, Diyarbakir.

Capturamos a todos los que martirizaron al empleado de nuestro consulado», dijo Erdogan. «Si alguno de ellos faltaba, se volvían ineficaces en sus casas con operaciones exitosas».

El viernes, el consejo de seguridad kurdo de Irak publicó un vídeo de supuestas confesiones de seis detenidos en relación con el asesinato del diplomático, tres kurdos de Turquía y tres de la región kurda de Irak.

Incluían a un hombre descrito como «el principal sospechoso».

El hombre, dijo en las confesiones televisadas que un alto líder del grupo planificó el asesinato en una base en el norte de Irak del Partido de los Trabajadores del Kurdistán, el grupo insurgente de Turquía.

El vídeo también contenía nuevas imágenes del asesinato, la huida de los atacantes de la escena y la operación de arresto.


¡Si te gusta, no dejes de compartir con tus amigos!