Michelle Obama y el presidente Donald Trump.  (Ilustración de la foto: Yahoo News; fotos: AP, Leah Mills / Reuters)

Michelle Obama da su apoyo a las congresistas minoritarias y dice a Trump: ‘Hay un lugar para todos nosotros’

La ex primera dama Michelle Obama, brindo su apoyo a las congresistas demócratas minoritarias Ilhan Omar, Alexandria Ocasio-Cortez, Ayanna Pressley y Rashida Tlaib y respondió al presidente Trump.


La ex primera dama respondió a los ataques del presidente contra cuatro congresistas demócratas minoritarias, enfatizando la importancia de la diversidad de .

«Lo que realmente hace grande a nuestro país es su diversidad», escribió Obama en un tweet el viernes por la tarde. “He visto esa belleza de muchas maneras a lo largo de los años. Ya sea que nazcamos aquí o busquemos refugio aquí, hay un lugar para todos nosotros. Debemos recordar que no es mi América o su América. Es nuestra América».

El jueves, Obama fue nombrada la mujer más admirada del mundo en una encuesta de YouGov , superando a Oprah Winfrey y Angelina Jolie. También fue calificada como la mujer más admirada en Estados Unidos, superando a la juez de la Corte Suprema Ruth Bader Ginsburg y la actual primera dama Melania Trump.

La sin cuartel de Trump y «La Brigada»

Trump pasó la semana atacando a la congresista demócrata , una refugiada somalí que se convirtió en ciudadana estadounidense a los 17 años.

Hace una semana,  insto a Omar, y a las demás congresistas demócratas que conforman la llamada «brigada» Alexandria Ocasio-Cortez, Ayanna Pressley y Rashida Tlaib,  a «regresar a sus países infestados de crímenes».

Los tweets se ganaron una condena de la ,  pero eso no freno los ataques de Trump, el presidente norteamericano no paro de atacar  a Omar, en un mitin en Greenville (Carolina del Norte), el miércoles por la noche, mientras sus partidarios gritaban «¡Envíenla de vuelta!».

Luego de la repercusión mediática y las duras criticas que recibió tras el evento, Trump dijo el jueves que no estaba de acuerdo con las consignas coreadas por sus seguidores, y dijo a los reporteros que intentó cortarlo, a pesar de permitir una pausa de 13 segundos para que cobrara impulso.

En contraste, la noche del jueves, decenas de personas recibieron calurosamente a Omar en el aeropuerto Internacional de Mineápolis-Saint Paul, mostrando su apoyo, con carteles y coreando «¡Bienvenida a casa!».

Discrepancias en su discurso

El viernes, el presidente estadounidense ya había cambiado su postura, y elogió a su gente de Carolina del Norte, restando importancia a su reciente afirmación de que no estaba «de acuerdo» con esas consignas.

«Esos eran gente increíble, esos eran patriotas increíbles», afirmó Trump sobre los asistentes a su mitin en Greenville .

Al preguntarle si estaba «descontento» con los cánticos que sus seguidores corearon en el acto de , Trump respondió: «No, ¿saben con lo que estoy descontento? Con el hecho de que una congresista pueda odiar a nuestro país».

Se especulo que Trump se había distanciado de las consignas racistas gritadas por sus seguidores, tras la recomendación de su hija y asesora Ivanka, sin embargo el mandatario negó que su anterior declaración se debiera a la presión de su hija.

«No me importa si (mis declaraciones) son buenas o malas políticamente. No me importa»

«No estoy contento cuando una congresista dice: ‘Voy a ser la pesadilla del presidente’. Ella Tiene suerte de estar donde está. Déjame decirte. Y las cosas que ha dicho son una desgracia para nuestro país. Muchas gracias.»


¡Si te gusta, no dejes de compartir con tus amigos!