Cómo hacer mermelada casera de melocotón

Receta sencilla y básica para alegrar desayunos y meriendas con un sabor delicioso.


0

Los melocotones son una de las frutas más amadas por las personas, tienen un sabor jugoso, dulce y es muy aromático. Por eso, hoy en NotiBoom hemos decidido convertirla en una deliciosa mermelada de melocotón que estamos seguros que amarás.

Lo excelente de esta mermelada de melocotón casera es que usa bajo porcentaje de azúcar. Además, es muy versátil y admite todas las variaciones que se te ocurran.

Es importante tomar en consideración que el azúcar no solo se usa en la mermelada para endulzar, sino que también actúa como conservante y espesante. De hecho, según la página Directo al Paladar, los melocotones no tienen una gran cantidad de pectina, por lo que es útil recurrir a gelificantes especiales, pectina en polvo o, directamente, azúcar para mermeladas.

Pero destaca que otra opción es añadir una manzana pelada.

Sin embargo, el sabor de esta mermelada es tan maravillo que la textura final importa poco, siempre que no nos quede demasiado líquida.

¿Qué ingredientes necesito para realizar una mermelada de melocotón?

Esta mermelada es para 5 unidades aproximadamente. Con estas cantidades saldrán unos 4-6 tarros, dependiendo del tamaño que tengan.

  • 1.5 kg de melocotón ya pelado y cortado.
  • 500 g de azúcar.
  • 15 ml de Zumo de limón.
  • Gelificante para mermeladas o pectina (opcional).

¿Cómo hacer mermelada de melocotón?

Mermelada de melocotón/ FOTO: Directo al Paladar

Esta receta tiene una dificultad media, un tiempo total de 1 hora y 5 minutos, de elaboración de 20 minutos, de cocción de 45 minutos y de reposo de 10 minutos.

Lo primero que tienes que hacer es lavar, pelar y trocear los melocotones, retirando el hueso, procurando no desperdiciar nada de su jugosa pulpa; debes tener un kilo y medio de fruta.

Seguidamente tienes que colocarla en una olla grande, preferiblemente de fondo grueso, y añades el azúcar. Remueves bien y dejas unos 10 minutos para que el azúcar se empiece a disolver con los jugos de la fruta.

Después añades el zumo de limón, remueves  y pones al fuego. Colocas un plato pequeño en el congelador para comprobar después el punto de espesor.

Llevas a ebullición, bajas la temperatura para mantener una cocción suave. Remueves constantemente con suavidad, retirando la espuma que pueda salir. Continúas cociendo unos 30-45 minutos; dependerá del punto de los melocotones y la potencia del fuego.

Cuando estén muy tiernos y casi deshechos, tienes que triturar, si se deseas con una batidora de brazo, dejando trozos de fruta más enteros al gusto. También lo puedes hacer con un tenedor, pero ten cuidado de quemarte.

Luego tienes que echar una cucharadita en el plato congelado. Pasados unos segundos debería estar espesa. La devuelves al fuego si fuera necesario para cocer y reducir unos minutos más.

Finalmente, los colocas en los envases. Si deseas conservar los tarros durante meses en la despensa tendrás que volver a esterilizarlos una vez llenos hirviéndolos en agua durante unos 30 minutos, procurando que haya hecho efecto vacío.


Like it? Share with your friends!

0

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *