Versace se disculpa por vender camiseta que independiza a Hong Kong y Macao

Foto: Allison Joyce (Reuters) | La actriz china Yang Mi anunció que terminará su contrato con Versace en apoyo a la soberanía y territorialidad de China.


La casa de de Italia, , se ha disculpado este domingo con por la venta de una camiseta que describe a y Macao como países independientes.

La camiseta, que ya ha sido sacada de la venta, incluía varias de las ciudades más grandes del mundo junto a sus países. Sin embargo, Hong Kong y Macao, territorios autónomos chinos bajo el lema de “un país, dos sistemas”, fueron plasmados como independientes y no como ciudades chinas.

El error ha desatado la polémica en las redes sociales, donde Versace ha sido acusada de violar la soberanía y territorialidad china al promover la independencia de estas dos ciudades, por lo que la compañía ya se ha disculpado no solo a través de un comunicado, sino además con una carta por parte de la misma Donatella Versace, directora creativa de la marca de lujo.

“Siento profundamente el error desafortunado que nuestra compañía cometió y que actualmente está siendo discutido por las redes sociales”, expresó Versace, hermana del fallecido fundador de la controversial casa de modas, Gianni Versace. “Nunca fue mi intención faltarle el respeto a la soberanía nacional de China y es por ello que quise disculparme personalmente por tal inexactitud y cualquier angustia que pudo haber causado”.

No obstante, el error ya está hecho y ya le ha traído consecuencias a la marca propiedad de Michael Kors.

La actriz china, Yang Mi y primera embajadora china de Versace publicó un comunicado en el que afirma que terminará su contrato con la marca, por haber herido la soberanía e integridad territorial del gigante asiático.

“La soberanía y la integridad territorial de nuestra patria son sagradas, inviolables e indivisibles. Proteger la unificación de nuestra patria es responsabilidad de todos los ciudadanos de la República Popular de China”, explicó Yang Mi en la cuenta en Weibo de Jiaxing Xingguang, el estudio para el que la artista trabaja.

La moda no sale de una polémica para entrar en otra

China ha sido el centro de las polémicas más grandes de la industria de la moda en los últimos años y la de Versace ha sido apenas la última de muchas.

El año pasado, la casa de moda italiana Dolce & Gabbana se vio obligada a pedir disculpas por una publicidad que fue clasificada de ofensiva y racista, pues mostraba a una mujer china intentando comer comida típica de Italia con los palillos chinos.

El vídeo trajo como consecuencia la cancelación del show de la ya extremadamente polémica marca en Shanghái.

Por su parte, Coach también ha estado en el ojo del huracán por vender camisetas similares a las de Versace que incluían a Taiwán como un país y no como parte de la República de China.

Por este error, la neoyorquina Coach perdió a su emabajadora, la modelo Liu Wen, quien pidió disculpas por el daño causado “como resultado de mi elección de marca menos cuidadosa”.

“Amo mi patria y protejo firmemente la soberanía de China”, añadió Wen.

Por este diseño, Coach hizo público un comunicado en el que pedía disculpas por la “inexactitud grave” y afirmaron haber sacado de la venta la camiseta a nivel global.

Por su parte, Givenchy también perdió la representación de una figura pública china por independizar a Hong Kong y a Taiwán y a través de su cuenta en Weibo, la casa francesa afirmó que respeta el principio de «Una Sola China».


¡Si te gusta, no dejes de compartir con tus amigos!