Un youtuber es asesinado cuando grababa una broma para su canal


Estamos en la era de Internet, la era digital y no son pocos los que, animados por casos de personas que han conseguido una fortuna gracias a su canal de , se han decidió a crear uno.

En muchas ocasiones, el querer hacer un contenido original y llamativo termina yéndoseles de las manos, por ejemplo, fue muy sonado en España el caso «cara anchoa», cuando un hizo una broma de cámara oculta en la que, fingiendo preguntarle por una calle, llamaba cara anchoa a un repartidor que se enfureció y no dudó en darle una sonora bofetada, ese y otros casos similares abrieron un gran debate sobre los límites que no se deberían traspasar y los riesgos que los youtubers deben asumir si se lanzan a hacer ese tipo de bromas, la reacción de la gente es imprevisible, algo que a simple vista parece una inocente broma puede llegar a convertirse en algo muy peligroso.

Bromas pesadas

Pero hay veces en las que las consecuencias son mucho peores, este ha sido el caso del joven youtuber y bloguero pakistaní , uno de los fundadores del canal «Lahori Vines», que fue creado en noviembre y en el que un grupo de jóvenes se dedicaban a gastar bromas a personas en sitios públicos para grabarlas y subirlas con la intención de convertir los vídeos en virales, en algunas ocasiones las bromas eran pesadas y, evidentemente, las reacciones de la gente eran violentas, pero nadie podía imaginar lo que finalmente sucedió.

El canal tenía solamente 5 vídeos y no llegaba a los 5.000 seguidores, cuando se inició prometieron que sería un canal que entretendría a las personas de su sociedad con talento y diversión.Un youtuber es asesinado cuando grababa una broma para su canal

Una broma que le costó la vida

Para su video número 6, que ya nunca podrá ser publicado, Rana Zuahir y los otros dos amigos con los que había creado el canal, habían planeado ir un poco más allá, con la idea de que sus seguidores aumentaran: Rana, disfrazado de fantasma, asustaría a alguien que estuviese por la calle mientras sus dos compañeros grababan.

Cuando tuvo decidido a quién quería hacerle la broma se colocó una sabana por encima y se acercó a ellos, que estaban en un parque de la ciudad de Lahore, a una de las personas no le gustó nada esto, se sobresaltó y disparó al youtuber, que murió en el acto.

No han transcendido datos sobre la persona que mató a Rana ni se han dado más detalles pero sus dos compañeros, Hasnat Alí y Abdul Saboor, han sido arrestados, acusados de estimular el crimen.


¡Si te gusta, no dejes de compartir con tus amigos!