Mujer encuentra anillo de compromiso perdido en 10 toneladas de basura

El anillo fue localizada por un trío que trabajaba para el vertedero Turkey Creek en Texas.


La de una mujer resultó ser su propio tesoro, gracias a un trío de trabajadores de vertederos.

Nelly Cabeen, de Waxahachie, , quedó devastada cuando accidentalmente arrojó a la basura, el viernes, el que su esposo usó para proponerle matrimonio hace cinco años.

¡El anillo significaba todo para mí y, debido a una falta de comunicación, lo tiré por ! Estaba devastada porque nuestra basura se había ido hace mucho tiempo cuando nos dimos cuenta de que había sucedido, escribió en Facebook.

Cabeen llamó a Karen Fuller, coordinadora especial de desechos en el vertedero de Turquía Creek en Alvarado, quien no se dio cuenta de que había perdido la esperanza, y se dio cuenta de que el conductor del camión de basura había tomado una pausa para el almuerzo excepcionalmente programada esa tarde.

Ese camión de basura ya debería haberse tirado al vertedero, y habría sido compactado y aplastado, dijo Fuller a KTVT.

Afortunadamente para Cabeen, aún no se había tirado, y aunque había 10 toneladas de basura los empleados de Turkey Creek: Joseph Soto, Adolfo Calleja y Tyler Harwood estaban a la altura de la tarea, aunque era como “encontrar una aguja en un pajar”, dijo Soto.

Cabeen había tirado su basura en una bolsa de basura gris, lo que ayudó a diferenciarla de las demás, y después de solo 10 minutos de búsqueda, Calleja hizo el milagroso.

“Lo abrí y, al ver eso, lo tiré”, le dijo a KTVT. “Vislumbré un anillo allí”.

Con el anillo localizado, Fuller dijo que el grupo le dio un buen lavado, tomó una foto y se la envió a Cabeen para su confirmación.

Ella estaba como, ‘Oh, Dios mío, no puedo creer que realmente lo hayan encontrado’. Y pensé: ‘No eres el único’, porque tampoco puedo creer que lo hayamos encontrado, recordó Fuller.

Para expresar su gratitud, Cabeen escribió una carta alabando a los empleados de Turkey Creek, que compartió en Facebook.

“Me sorprendió que encontraran el anillo”, escribió. “Adolfo y Soto fueron una ENORME contribución para encontrarlo. Miraron a través de miles de pedazos de basura para encontrar algo especial para alguien que no conocían ¡NO tuvieron que hacer eso, sin embargo, fueron más allá de su deber de ayudar y por eso estoy eternamente agradecida!”.

“Fui esta mañana a recoger mi anillo y son personas realmente de buen corazón”, escribió. “Se derramaron lágrimas (todas mías, por supuesto, jajaja) y se intercambiaron sonrisas, abrazos y risas”.

Mientras tanto, los trabajadores estaban felices de haber ayudado, incluso si eso significaba ensuciarse las manos.

Se sintió bien, devolverle a alguien algo que pensó que perdió para siempre, dijo Soto a KTVT.


¡Si te gusta, no dejes de compartir con tus amigos!