El duelo, un camino contigo mismo


Todos hemos tenido un episodio de en nuestra vida, tal vez sin reconocerlo, el puede definirse como una etapa de quiebre y dolor que atraviesa el ser humano, por la perdida física de un familiar o la ruptura definitiva en una relación.

El duelo describe las emociones que se sienten cuando pierde a alguien o algo importante. Las personas hacen el duelo por diversas razones, que incluyen:

El fallecimiento de un ser querido (incluye mascotas) Divorcio, o separación en una relación, (incluso amistades) Pérdida de un trabajo, o cambios relevantes en la seguridad financiera.

Cambios en su estilo de vida (emigración, mudanza a un nuevo lugar, jubilación) El duelo es una experiencia particular, y que cada persona experimenta y se permite vivir de distintas maneras.

El duelo, un camino contigo mismo

Síntomas emocionales y físicos del duelo:

Sentimientos: Ansiedad, ira, enojo, frustración, tristeza, depresión, miedo, culpa, irritabilidad, soledad, insensibilidad, alivio, tristeza, shock o anhelo. Pensamientos: Confusión, dificultad para concentrarse, poco enfoque, incredulidad, alucinaciones o preocupación por lo que se perdió.

Sensaciones físicas: Mareos, ritmo cardíaco acelerado, fatiga, dolores de cabeza, hiperventilación, náuseas o malestar estomacal, dificultad para respirar, opresión o pesadez en la garganta o el pecho, o pérdida o aumento de peso.

Comportamientos: Episodios de llanto, actividad excesiva, irritabilidad o agresividad, pérdida de energía, pérdida de interés en actividades agradables, inquietud o dificultad para dormir, perdida de interés en socializar. Los 5 momentos del duelo El duelo se describe en 5 etapas o momentos negación, ira, negociación, depresión y aceptación.

Todas estas etapas son normales, sin embargo no todos los que se encuentran viviendo esta experiencia de duelo, presenta o experimentan las 5 etapas.

El duelo, un camino contigo mismo

Andando el camino del bienestar

No hay un orden, una forma o una regla para vivir el proceso de duelo, se recomiendan algunos pasos para afrontarlo con mayor determinación y postura desde lo emocional.

Sienta su perdida

Dese el permiso de llorar, y procesar la perdida, no sentir nada, sentirse vacio, permítase sentir todo en ese momento, todo es valido, hay dolor y es normal, debe experimentarlo.

Satisfaga sus necesidades físicas

Duerma lo suficiente, alimentarse bien, procure hacer actividades deportivas, o la practica de algún ejercicio o actividad física frecuente.

Evite tomar alcohol

es indispensable evite el alcohol por ser depresivo puede lograr que se sienta más triste y afectar su estado de ánimo, evite intoxicar lo menos posible su cuerpo y mente, con alimentos, bebidas o sustancias que le puedan generar alteraciones.

Evite tomar decisiones importantes

El estado de ánimo, tras una perdida o una experiencia traumática requiere de tiempo para decidir y actuar con más normalidad y calma, es importante considerar pausar la toma de decisiones de hechos críticos y circunstanciales, al encontrarse ante un duelo.

Tome un descanso

Saque tiempo para usted rodearse de o que le agrada, de quienes ama y le hacen sentirse mejor, tome un descanso para estar consigo mismo y evaluar y vivir el proceso desde la quietud o tranquilidad.

Solicite

Si es necesario y considera le faltan herramientas para continuar el proceso a solas sin ayuda de profesionales, debe acudir cuanto antes y sentirse parte del proceso y su solución.

El duelo, un camino contigo mismo

No hay pautas, agenda o cronograma establecido para el dolor. Tome el tiempo que considere necesario para sanar emocionalmente y sentirse bien con usted y su entorno. El duelo puede ser una puerta al encuentro con usted mismo.


¡Si te gusta, no dejes de compartir con tus amigos!