Agujeros súper colosales en hielo antártico desmitificados por científicos


0
Una polinia en septiembre de 2017/ FOTO: NASA

Científicos han encontrado del tamaño de Carolina del Sur o más grandes que se abren en el .

Este fenómeno raro ha desconcertado a los científicos, quienes han comendado que ocurrió recientemente en los inviernos de 2016 y 2017. Sin embargo, destacaron que en los años 70 se abrieron hoyos mucho más grandes que estos.

Actualmente, los científicos tienen una buena idea de por qué se forman tan grandes agujeros, conocidos como (en ruso, “agujero en el hielo”).

La investigación

La investigación, publicada en la revista Nature, utilizó observaciones tomadas de grandes flotadores en el océano remoto, satélites de la NASA e incluso sensores conectados a las cabezas de elefantes marinos para mostrar cómo el océano bajo el hielo se mezcla, como un camarero que tiembla.

Agujeros súper colosales en hielo antártico desmitificados por científicos
Un elefante marino equipado con equipos de vigilancia del océano./ FOTO: DAN COSTA / UNIVERSIDAD DE CALIFORNIA, SANTA CRUZ

En última instancia, esta mezcla transporta agua relativamente más caliente hasta la superficie.

“El agua es lo suficientemente caliente como para derretir el hielo”, aseguró Ethan Campbell, autor principal del estudio y doctor en la Universidad de Washington.

Eso condena grandes franjas de hielo. Incluso, hay una creciente evidencia de que estos ataques de calentamiento pueden comenzar a ocurrir con más frecuencia porque no es un evento gradual.

Los huecos se forman rápidamente, sin previo aviso. “De repente, aparece un agujero en el hielo flotante”, puntualizó Ted Scambos, experto antártico y científico investigador principal del Centro de Observación y Ciencia de la Tierra del Estado de Colorado.

Maud Rise

Hay, por supuesto, otro componente masivo de las polinias grandes que no se pueden ignorar, enfatizó Scambos. Se llama Maud Rise, y es una enorme montaña submarina que se encuentra cerca de estos hoyos.

“Se puede pensar en él como un Monte Everest bajo el océano”, explicó Campbell, al tiempo que señaló que la forma y la topografía del monte alto amplifican el movimiento de las aguas cálidas hacia la superficie.

También  señaló que ese fenómeno “está allí todos los días, pero no vemos polinias cada año”. Por eso,  tuvieron que ir al océano”.

Tormentas violentas

Por otro lado, el ingrediente clave son las tormentas violentas. Durante el invierno, el océano que rodea la Antártida, llamado Océano del Sur, es un lugar difícil.

“Se caracteriza por tormentas todos los días, con vientos casi huracanados”, señaló Campbell.

Los vientos retorcidos sacuden el hielo, perturban el agua y soplan directamente a través de grietas, huecos y huecos en el hielo marino, explicó. Esto puede hacer que una capa de agua profundamente fría cerca de la superficie se mezcle, lo que permite que el agua más cálida y salada brote y derrita el hielo.

Crucialmente, algunos años atrás los vientos que giraban alrededor de la Antártida se envolvían más y más cerca del gran continente cubierto de hielo, lo que significa que las ráfagas excepcionalmente fuertes pueden golpear el hielo marino y forzar una reorganización excepcional de las aguas debajo, lo que lleva a polinias masivas.


Puede Interesarte:


¡Si te gusta, no dejes de compartir con tus amigos!

0