Trump amenaza a Apple con aranceles si comienzan a fabricar en China


La de Estados Unidos contra China se agudiza y traerá consecuencias para una de las empresas más grandes del país norteamericano y es que el presidente afirmó que no hará exenciones u otorgará alivios a en el pago de aranceles por los productos que fabriquen en el país asiático.

Así lo confirmó el también empresario a través de su cuenta en Twitter: “No se le dará a Apple exenciones o ayuda en las tarifas por las partes de la Mac Pro que hagan en Chine. ¡Háganlas en los EE.UU. y no hay tarifas!

La decisión del mandatario se enmarca en las presiones de su gobierno para lograr que el gigante asiático acepte más importaciones, así como a los informes que indican que Apple estaría planeando mudar la producción de la computadora de escritorio de Texas a Shanghái.

De acuerdo al informe, Apple estaría teniendo problemas para encontrar empleados capacitados para ensamblar la Mac Pro en piso estadounidense.

Hasta el momento, Apple no ha contestado a los comentarios de Trump. No obstante, la compañía dirigida por Tim Cook había previamente enviado una carta al mandatario para advertirle que la imposición de aranceles solo heriría a la economía de la potencia más grande del mundo.

Apple ha fabricado la Mac Pro en Austin, Texas, desde 2013 y con el nuevo panorama no ha especificado dónde se fabricará la desktop en un futuro. Sin embargo, las advertencias de Trump parecen no preocupar al gigante tecnológico demasiado y es que el precio de las acciones de Apple subieron de 1,22 dólares a 208,24 dólares en las operaciones del mediodía del viernes.

La nueva guerra fría

Trump amenaza a Apple con aranceles si comienzan a fabricar en China

La guerra arancelaria entre los dos países potencia inició en 2018 luego de que Trump acusara al país asiático de realizar prácticas comerciales desleales y obligar a las empresas estadounidenses a compartir sus secretos para permitirles operar en el país.

Los aranceles impuestos por Estados Unidos a China se realizaron por el valor de 300.000 millones de dólares, a lo que China respondió con sus propios aranceles a productos del país norteamericano valorados en 60.000 millones de dólares.

Estas medidas afectaron a un número de empresas. Sin embargo, la más notable fue Huawei, la gigante tecnológica de China, que, además, contó con su propia tanda de sanciones comerciales por suponer una “amenaza a la seguridad interna de los Estados Unidos”.

En la pasada cumbre del G20, Trump y su homólogo chino, Xi Jinping, se reunieron y acordaron aliviar las tensiones y a partir de ese momento, el presidente estadounidense no impuso más sanciones tarifarias. No obstante, se mantuvieron las medidas preexistentes y actualmente Trump se estaría planteando más aranceles contra China pese a la baja del déficit comercial del 2,1 %.


¡Si te gusta, no dejes de compartir con tus amigos!

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *