Principal reto que tiene Huawei para crear su sistema operativo


La compañía trabaja en un que permita a los teléfonos de la marca descargar y ejecutar sin problemas las aplicaciones de Android con su propio sistema.

En caso de lograrlo, los desarrolladores de las aplicaciones móviles no tendrían que desarrollar un código adicional para el nuevo HongMeng OS.

Dicho sistema operativo sería capaz de recrear un “ecosistema” disponible en un amplio abanico de dispositivos, además de funcionar con las aplicaciones de Android,  destacó el consejero delegado de la división de consumidores de Huawei, Richard Yu.

El mes de mayo, YU aseveró mediante un mensaje de Internet que el HongMeng podría llegar al mercado “como muy pronto este otoño, y no más tarde que en primavera” del año próximo. Sin embargo,  esta información aun no ha sido confirmada ni desmentida por Huawei.

Ahora bien, no es la primera vez que el gigante asiático firma en embarcarse en esta tarea, ya que en el pasado tanto Microsoft como Samsung intentaron -sin éxito- construir un sistema operativo alternativo a Android.

Según la consultora Gartner las empresas estadounidenses Google y Apple, con sus sistemas Android y iOS, concentran el 99,9 % del mercado global de sistemas operativos.

Huawei tiene confianza en su nuevo sistema operativo

No obstante, Huawei tiene confianza en el éxito de este nuevo sistema operativo, al menos en China, donde la ausencia de Google facilita el desarrollo de un ecosistema distinto, según fuentes de la compañía consultadas por el periódico hongkonés.

Estas mismas fuentes aseguraron que Huawei comenzó el desarrollo del HongMeng OS en el año 2012. Desde entonces, un equipo de especialistas liderados por altos cargos de Huawei, entre ellos uno de sus tres presidentes rotatorios actuales, Eric Xu Zhijun, comenzaron a trabajar en el sistema bajo.

Alta confidencialidad

La compañía llegó a crear una zona especial para el desarrollo de este software custodiada por guardias de seguridad, con acceso restringido al personal encargado del proyecto y en donde estaban prohibidos los teléfonos móviles.

La incógnita consiste en saber cuáles serán las diferencias de este sistema operativo respecto a Android, así como si los consumidores en el extranjero de Huawei estarán dispuestos a comprar un dispositivo sin plenas garantías.

Actualmente, la tecnológica china ya ha puesto en circulación un millón de teléfonos con el nuevo sistema operativo integrado para hacer pruebas, indicó el martes el diario local China Daily.

Según esta información, el software está programado para ser compatible con todas las aplicaciones de Android.

Principal reto que tiene Huawei para crear su sistema operativo


¡Si te gusta, no dejes de compartir con tus amigos!