Patricia Calhoun-Murdock/ FOTO: DEPARTAMENTO DE POLICÍA DE CHICAGO

Una mujer de Chicago llevaba una máscara de “Scream” mientras apuñalaba a otra mujer

Patricia Calhoun-Murdock está acusada de intento de asesinato.


Una mujer de Chicago que llevaba una máscara de la película  mientras apuñalaba repetidamente a otra mujer cuya casa invadió fue acusada de intento de .

, de 20 años de edad, también está acusada de invadir la casa en la que causó lesiones corporales a la víctima y de robo residencial, confirmó la Oficina del Fiscal del Estado del Condado de Cook. Asimismo, está detenida en la cárcel del condado sin derecho a fianza.

Calhoun-Murdock fue arrestada el viernes, dos semanas después del ataque matutino en un departamento en Canaryville.

La víctima fue apuñalada 39 veces en la cara, el cuello, el estómago y el cráneo, y le cortaron la garganta en dos lugares, detalló la fiscal adjunta del estado, Lori Jenkins, durante una comparecencia ante el tribunal el domingo, informó The Chicago Tribune.

La víctima también sufrió una puñalada en el corazón y se le rompió el brazo derecho.

La terrible experiencia comenzó el 1 de septiembre cuando la víctima de 56 años de edad estaba junto a su perro y su hijo durmiendo en el sofá; cuando se despertó y vio a una mujer empuñando un cuchillo con una máscara “Scream”, contó Jenkins.

 

Una mujer de Chicago llevaba una máscara de “Scream” mientras apuñalaba a otra mujer
FOTO: GETTY

Asimismo, dijo que Calhoun-Murdock supuestamente le dijo a la víctima: “Dios me está haciendo hacer esto” cuando la víctima le pidió que no la lastimara. Después del ataque, Calhoun-Murdock supuestamente se duchó y luego hizo algo de comer y vio televisión.

Según Jenkins, la víctima intentó hacerse la muerta, pero alegó a las autoridades que Calhoun-Murdock le dijo que aún podía escuchar su respiración, según el Tribune.

La policía fue llamada a la escena después de que la nuera de la víctima apareció y llamó al 911 después de salir corriendo de la casa.

Jenkins alegó que Calhoun-Murdock golpeó repetidamente a la víctima con un bate y en un momento amenazó con matarla si le contaba a alguien sobre el asalto.

Calhoun-Murdock supuestamente huyó del apartamento, pero según Jenkins, dejó su teléfono celular y un estuche que contenía su licencia de conducir y otra identificación.

Los primeros en auxiliar a la víctima la llevaron al Centro Médico de la Universidad de Chicago en estado crítico.

Una audiencia está programada para el 20 de septiembre.


¡Si te gusta, no dejes de compartir con tus amigos!